ORÁCULO 4 – LO QUE NUNCA MUERE

El Presente. Este es un momento importante para hacer un recuento de tu vida y para que reconsideres tus metas. Es tiempo de cambios y ala vez tiempo para evaluar la mejor forma de emplear todos tus bienes espirituales. Ahora posees la madurez y la claridad que te ayudaran a combinar la realidad y el optimismo en la medida en que logres determinar tu lugar en este mundo. Todos los bienes materiales y el dinero que logres en esta vida no podrás llevártelos contigo al morir. Haz un uso positivo de tus energías para que tu contribución al universo tenga algún sentido.

El Futuro. Aprovecha los seminarios y las clases de educación, espiritualidad y tratamientos curativos. Este puede ser un buen momento para adquirir nuevos amigos y ala vez sentir una mayor seguridad. Cuídate de los excesos o de dar demasiadas muestras de una conducta compulsiva. Evita los extremos al dar a conocer tus ideas a los demás, conserva tu sentido practico dela vida y mantén los pies bien puestos en la tierra cuando se trate de alcanzar tus objetivos. Muy pronto encontraras el lugar y la situación perfecta para poder hacer uso de toda esa energía que llevas acumulada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *